Los ecosistemas co-creativos lo han cambiado todo. Este nuevo concepto que ha venido de la mano con las conocidas economías de plataforma, han dado vuelta el tablero estratégico de las organizaciones. Lo han hecho obligándolas a rediseñarse a sí mismas y a trabajar conjuntamente en ecosistemas que les permitan complementar capacidades en busca de un fin común: Satisfacer al cliente.

A propósito de estos ecosistemas co-creativos, recientemente contábamos en nuestra entrada: La importancia de repensar los modelos de negocio”, lo relevante y lo urgente que resulta tener la capacidad de generación constante de nuevas propuestas de valor que den respuesta a las nuevas necesidades del cliente.

En este contexto, y para que dicha respuesta / solución esté basada en la correcta apreciación de la necesidad del cliente, es de vital importancia el ser capaces de desarrollar ecosistemas co-creativos que permitan habilitar soluciones con foco real en el mismo gracias a la complementación de capacidades.

Dentro de este paradigma, y para conseguir estos objetivos y que los ecosistemas co-creativos tengan un verdadero impacto en el negocio de nuestra organización, creemos que hemos de seguir tres mantras irrenunciables:

  • Ecosistemas co-creativos para buscar mayor agilidad y eficiencia
  • Ecosistemas co-creativos para complementar capacidades
  • Ecosistemas co-creativos para afrontar el reto de hibridarse

MANTRA DE ECOSISTEMA CO-CREATIVO 1

EN BÚSQUEDA DE MAYOR AGILIDAD Y MÁS EFICIENCIA

La co-creación se expande a lo largo del seno de las organizaciones y lo hace hacia todas las tangentes posibles. Esta práctica se ha convertido en una manera eficaz de crear productos y servicios ajustados a los intereses del cliente. Pero aunque este sea el objetivo, la co-creación no solo tiene al cliente como stakeholder.

Las organizaciones han de trabajar en su propio ecosistema de partners que les permita entregar de manera eficiente, ágil y flexible nuevas soluciones al mercado.

Si hablamos de ecosistemas co-creativos, es importante saber que, en materia de eficiencia y agilidad, las organizaciones ya no funcionan como entidades autónomas. Ya no podemos hablar de organizaciones integradas en una cadena de suministro vertical, y con una estructura compartimentada y jerarquizada.

Si queremos agilidad y eficiencia en el desarrollo de nuevos modelos de negocio, es necesario perseguir una verdadera evolución co-creativa. Aquella que se hace realidad a través de la generación de ecosistemas con los partners adecuados, que aportan una nueva cultura que aporte a la eliminación de silos organizacionales y rompa con la visión de roles tradicionales.

MANTRA DE ECOSISTEMA CO-CREATIVO 2

LA IMPORTANCIA DE COMPLEMENTAR CAPACIDADES

Si hablamos de ecosistemas co-creativos, no podemos dejar de incluir también al modelo operativo. Las compañías deben conocer las capacidades que poseen para otorgar su propuesta de valor. Ya no hace falta que una organización abarque el 360º de necesidades de un cliente.

Las organizaciones deben crear su propio ecosistema de socios y colaboradores para complementar capacidades, y dar una propuesta mucho más fuerte, que permita otorgar una experiencia completa y satisfactoria para el cliente final.

En este sentido, los gigantes digitales son una gran amenaza porque acusan muy bien las capacidades digitales. Estos gigantes digitales tienen una verdadera cultura ágil, y eso ya es de por sí una amenaza. Pero sobre todo, lo más importante, es que estos gigantes digitales son capaces de entregar una experiencia integral sobre lo que necesita el cliente. Porque son capaces de hacerlo, complementando sus capacidades en potentes ecosistemas digitales con otras organizaciones para conseguir sus objetivos.

Ahí está el reto de las organizaciones que quieran luchar contra este Goliath. Desarrollar potentes ecosistemas co-creativos con partners cuyas capacidades podamos complementar, nos dará las armas suficientes para tener la hipercompetitividad que necesitan nuestras organizaciones.

MANTRA DE ECOSISTEMA CO-CREATIVO 3

EL RETO DE HIBRIDARSE

Lo que está sucediendo gracias a los ecosistemas co-creativos, es que las organizaciones están descubriendo que existen nuevos modelos de negocio para su compañía incluso en nuevos sectores que antes desconocían. En este sentido, las compañías se cuestionan así mismas el rumbo que han de tomar cada día, y como poder entregar soluciones a clientes con los datos o la información que poseen.

La solución que están encontrando estas organizaciones es la hibridación en el organismo mismo de su ecosistema de partners. Sumarse a las capacidades híbridas de un ecosistema co-creativo, permite abrir las miras al negocio, hacer que las organizaciones trasgredan su zona de comfort y posicionarse como nuevos líderes disruptivos en nuevos sectores y modelos antes inconcebibles para una marca.

Las organizaciones que quieran surfear la ola de la transformación, han de hacer un uso fructífero de su ecosistema de co-creación y ser capaces de colaborar con sus partners en infraestructuras que permitan otorgan nuevos servicios. Solo así podremos sobrevivir a esta nueva ola de cambio, donde lo tradicional es obsoleto y la hibridación es el futuro.

¿Te gustaría conocer más acerca de los ecosistemas co-creativos? Desde Shaper hacemos análisis reales y de valor sobre la situación de mercado de las organizaciones, analizando sus capacidades, y determinando así su grado de transformación. Somos capaces de enseñarte el camino y los partners más adecuados para encontrar nuevos océanos repletos de nuevos modelos de negocio para tu compañía. ¿Qué dices? ¿Charlamos?


    1 comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Publicar comentario